Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

lunes, 22 de abril de 2013

"LOS POBRES NO SON DE ESTE MUNDO" arTículo de Manuel Reyes Mate (filósofo) publicado en "El Periódico" del día 22-4-2013

Están, pero apenas si se les ve. Son legión, un ejército alimentado por el fracaso de las políticas en curso. Son los pobres, uno de cada cinco en España, según cuenta el INE. La pobreza se ceba entre los niños y los emigrantes, pero el empobrecimiento amenaza a todos, sobre todo a las clases medias. Es la realidad más despiadada, mucho más que el terrorismo o los accidentes de tráfico. Pero si son el síntoma del fracaso de un sistema económico y político, ¿por qué no pasa nada? ¿Por qué no se produce un estallido social? ¿Por qué los políticos siguen con sus rutinas, impotentes, indiferentes? Por mucho menos la política ha tirado del freno de alarma, la sociedad se ha echado a la calle, nos hemos conjurado todos, por ejemplo, contra el terror o contra la guerra.

Reconozcamos que los pobres nunca han pintado mucho. Marx, el agitador de los oprimidos modernos, les despreciaba descaradamente y solo tenía ojos para el proletariado. Este sí que le interesaba porque los proletarios eran los que movían las ruedas de la historia, mientras que los pobres, el lumpen, eran improductivos. La revolución proletaria que anunciaba pretendía traducir en poder político el poder real que los trabajadores ya tenían en el proceso de producción. A esa fiesta no estaban invitados los pobres que nada tenían y nada podían.

Hubo un tiempo en que sí se asomaron a la historia. Fue un momento fundacional, cuando Aristóteles, por primera vez, planteó la razón de ser de la política. Vivimos, decía, en una sociedad dividida en dos partes o partidos: los pobres y los ricos. La política consiste en encontrar reglas de convivencia aceptables para todos. Hasta ahí, todo claro. El problema, añadía, es que los ricos, que son los fuertes, quieren imponer sus leyes a los demás, pero son los pobres los que pueden pensar en formas universales, aceptables por todos, incluso por los ricos. Esto es lo que explica la dificultad y la grandeza de la política. Desde entonces no han levantado cabeza. Han cambiado las maneras, pero no las reglas.

Hoy como ayer manda la riqueza. Asociamos mérito al ser rico y culpa al ser pobre. Remitimos el destino del pobre al del rico, por eso se repite como un mantra la idea de que hay que adelgazar para salir del agujero y ser competitivo y así volver a los viejos buenos tiempos. Si les va bien a los ricos, irá bien a los pobres.

Lo que el sistema no soporta es que se actualice el concepto político de Aristóteles, es decir, que se privilegie el punto de vista del pobre y se vea la riqueza de los ricos como un proceso ligado al empobrecimiento de los pobres. ¡Qué horror si alguien llega a descubrir que la política nació no para fabricar ricos sino para no tener pobres! Si tenemos tan buena opinión de la riqueza y tan mala de la pobreza es porque las disociamos y nos hemos creído que la creación de riqueza acaba con la pobreza. Pero olvidamos entonces que contra ese cuento nació la política. Se acaba con la pobreza luchando contra ella y esto no suele conllevar la creación de grandes fortunas.

Dicen que no hay alternativa a la crisis. Para el caso de que fuera crónica, como vaticinan ya algunos, habría que buscarla, por si acaso. Hay algunas señales que merecen atención. Este Papa, llamado Francisco, está dando a entender que el epicentro de la humanidad es el pobre. Ahí es donde la humanidad está más amenazada pero también donde puede salvarse. A ver qué hace ahora. Óscar Romero, aquel obispo de San Salvador, asesinado por defender ideas que tan poco gustaban a Karol Wojtyla y a Joseph Ratzinger, decía que si se ocupaba de los pobres le jaleaban como santo, pero que si denunciaba las causas de la pobreza, le descalificaban por radical. Habrá que ver si Francisco prefiere la radicalidad a la santidad. Este gesto coincide con el que propone quien seguramente es el politólogo más importante de Europa desde hace varios lustros, Giorgio Agamben. El pensador italiano es el autor de un libro titulado franciscanamente Altisima pobreza. Reivindica a Francisco de Asís, alguien que vio bien la relación entre riqueza, derecho y violencia sobre el hombre y el mundo. La alternativa a ese mundo deshumanizado, que es el nuestro, tenía que pasar por la renuncia al derecho de propiedad referida a los bienes, al tiempo de uno y a la propia persona.

Hoy es difícil imaginar que eso sea una alternativa. No hay manera de desenredar todo el entramado legal que nos sostiene. Pero no es tanto un nuevo sistema lo que se propone cuanto una manera de vivir diferente. Otra manera de relacionarnos con los demás y con la naturaleza. Dice Agamben que ese cambio solo ocurrirá cuando hayamos probado con todas las demás fórmulas políticas. Habrá que ver si ya nos estamos acercando a ese momento crítico, justamente entre el fracaso de la política convencional y la estampida final.

martes, 16 de abril de 2013

"CUANDO ACABÓ LA CRISIS" Artículo de JJ MILLÁS



El día que acabó la crisis
Un buen día del año 2014 nos despertaremos y nos anunciarán que la crisis ha terminado. Correrán ríos de tinta escritos con nuestros dolores, celebrarán el fin de la pesadilla, nos harán creer que ha pasado el peligro aunque nos advertirán de que todavía hay síntomas de debilidad y que hay que ser muy prudentes para evitar recaídas.
 
Conseguirán que respiremos aliviados, que celebremos el acontecimiento, que depongamos la actitud crítica contra los poderes y nos prometerán que, poco a poco, volverá la tranquilidad a nuestras vidas.  Un buen día del año 2014, la crisis habrá terminado oficialmente y se nos quedará cara de bobos agradecidos, nos reprocharán nuestra desconfianza, darán por buenas las políticas de ajuste y volverán a dar cuerda al carrusel de la economía. Por supuesto, la crisis ecológica, la crisis del reparto desigual, la crisis de la imposibilidad de crecimiento infinito permanecerá intacta pero esa amenaza nunca ha sido publicada ni difundida y los que de verdad dominan el mundo habrán puesto punto final a esta crisis estafa —mitad realidad, mitad ficción—, cuyo origen es difícil de descifrar pero cuyos objetivos han sido claros y contundentes: hacernos retroceder 30 años en derechos y en salarios.  Un buen día del año 2014, cuando los salarios se hayan abaratado hasta límites tercermundistas; cuando el trabajo sea tan barato que deje de ser el factor determinante del producto; cuando hayan arrodillado a todas las profesiones para que sus saberes quepan en una nómina escuálida; cuando hayan amaestrado a la juventud en el arte de trabajar casi gratis; cuando dispongan de una reserva de millones de personas paradas dispuestas a ser polivalentes, desplazables y amoldables con tal de huir del infierno de la desesperación, entonces la crisis habrá terminado. Un buen día del año 2014, cuando los alumnos se hacinen en las aulas y se haya conseguido expulsar del sistema educativo a un 30% de los estudiantes sin dejar rastro visible de la hazaña; cuando la salud se compre y no se ofrezca; cuando nuestro estado de salud se parezca al de nuestra cuenta bancaria; cuando nos cobren por cada servicio, por cada derecho, por cada prestación; cuando las pensiones sean tardías y rácanas, cuando nos convenzan de que necesitamos seguros privados para garantizar nuestras vidas, entonces se habrá acabado la crisis.  Un buen día del año 2014, cuando hayan conseguido una nivelación a la baja de toda la estructura social y todos —excepto la cúpula puesta cuidadosamente a salvo en cada sector—, pisemos los charcos de la escasez o sintamos el aliento del miedo en nuestra espalda; cuando nos hayamos cansado de confrontarnos unos con otros y se hayan roto todos los puentes de la solidaridad, entonces nos anunciarán que la crisis ha terminado.   Nunca en tan poco tiempo se habrá conseguido tanto. Tan solo cinco años le han bastado para reducir a cenizas derechos que tardaron siglos en conquistarse y extenderse. Una devastación tan brutal del paisaje social solo se había conseguido en Europa a través de la guerra. Aunque, bien pensado, también en este caso ha sido el enemigo el que ha dictado las normas, la duración de los combates, la estrategia a seguir y las condiciones del armisticio. Por eso, no solo me preocupa cuándo saldremos de la crisis, sino cómo saldremos de ella. Su gran triunfo será no sólo hacernos más pobres y desiguales, sino también más cobardes y resignados ya que sin estos últimos ingredientes el terreno que tan fácilmente han ganado entraría nuevamente en disputa. De momento han dado marcha atrás al reloj de la historia y le han ganado 30 años a sus intereses. Ahora quedan los últimos retoques al nuevo marco social: un poco más de privatizaciones por aquí, un poco menos de gasto público por allá y voilà: su obra estará concluida.
 
Cuando el calendario marque cualquier día del año 2014, pero nuestras vidas hayan retrocedido hasta finales de los años setenta, decretarán el fin de la crisis y escucharemos por la radio las últimas condiciones de nuestra rendición.
 
 JUAN JOSÉ MILLÁS


jueves, 11 de abril de 2013

MANIFEST PER A LA CONVOCATÒRIA D’UN PROCÉS CONSTITUENT A CATALUNYA

TEXT COMPLERT DEL MANIFEST

MANIFEST PER A LA CONVOCATÒRIA D’UN PROCÉS CONSTITUENT A CATALUNYA

Els sota-signants fem una crida a la ciutadania de Catalunya a adherir-se a aquest manifest que té per objectiu la convocatòria d’un procés constituent a Catalunya que permeti que el poble català decideixi de forma democràtica i pacífica quin model d’estat i de país és el que desitja.
Les mobilitzacions dels darrers dos anys han mostrat un potencial de lluita social creixent i un ampli rebuig a les polítiques que pretenen resoldre la crisi premiant amb diners, reconeixement i privilegis els seus responsables directes i endeutant de per vida a la majoria de la població. 
L’actual model econòmic, institucional i d’ordenament polític ha fracassat.
És urgent que creem entre totes un model polític i social nou i cal fer-ho sense repetir fórmules del passat, conscients que el procés no serà fàcil ni curt. Requerirà l’autoorganització i la mobilització social continuada. Només amb una ciutadania activa, participativa i al carrer serà possible garantir un procés de canvi social profund.
Per a aconseguir-ho, cal impulsar un procés de reflexió i confluència ampli, plural i participatiu capaç de reconèixer en la seva competència i diversitat els múltiples col·lectius que ja fa temps que treballen pel canvi democràtic i pacífic,  i capaç de fer-los lloc en una plataforma unitària que cristal·litzi el malestar social creixent en una majoria política organitzada a favor d’un canvi de model.
Es tracta d’iniciar un procés des de baix, creant espais de trobada entre el màxim nombre de col·lectius i persones a barris i pobles, per tal de bastir una nova eina plural i diversa i articular una candidatura el més àmplia possible per a les properes eleccions al Parlament de Catalunya amb l’objectiu de defensar la convocatòria d’una Assemblea Constituent per definir quin nou model d’estat i d’ordenació sòcio-econòmica volem.
El nostre objectiu no és crear un nou partit polític. Cap de les dues persones que presentem aquest manifest no pensem concórrer a les eleccions, sinó que volem contribuir a impulsar un procés des de baix que culmini en la creació d’una candidatura unitària que tingui com a objectiu la convocatòria de l’assemblea constituent que necessitem per fer una Constitució nova per a la República catalana, de manera que no sigui possible en el futur que els interessos d’uns pocs passin per davant de les necessitats de la majoria.
Un projecte de canvi social i de ruptura amb l’actual ordre haurà de defensar un seguit de mesures bàsiques i d’urgència. Definir-les és una feina col·lectiva a realitzar per part de totes les organitzacions i persones que participin en aquest procés. Una primera llista provisional, orientativa i no exhaustiva de punts a considerar és la següent:
  1. Expropiació de la banca privada, defensa d’una banca pública i ètica, fre a l’especulació financera, fiscalitat justa, auditoria del deute i impagament del deute il.legítim.
  2. Salaris i pensions dignes, no als acomiadaments, reducció de la jornada laboral i repartiment de tots els treballs, inclòs el treball domèstic i de cura no-remunerat.
  3. Democràcia participativa, reforma electoral, control dels càrrecs electes, eliminació dels privilegis dels polítics i lluita decidida contra la corrupció.
  4. Habitatge digne per a tothom, moratòria dels desnonaments i dació en pagament retroactiva.
  5. No a les privatitzacions, reversió de totes les retallades i potenciació del sector públic sota control social.
  6. Dret al propi cos i no a la violència de gènere.
  7. Reconversió ecològica de l’economia, expropiació i socialització de les empreses energètiques i sobirania alimentaria.
  8. Drets de ciutadania per a tothom, no a la xenofòbia i derogació de la legislació d’estrangeria.
  9. Mitjans de comunicació públics sota control democràtic, programari i xarxa lliure i desmercantilització de la cultura.
  10. Solidaritat internacional, no a la guerra, i per una Catalunya sense exèrcit i fora de l’OTAN.
Ens trobem en una cruïlla històrica on és necessari fer un pas endavant i aplegar forces. Fem una crida a la ciutadania de Catalunya a signar aquest Manifest i a ajudar a construir entre totes i tots aquesta iniciativa de canvi a favor d’un model social, econòmic i polític igualitari i participatiu que es nega a separar la Llibertat de la Justícia i de la Solidaritat.
Arcadi Oliveres i Teresa Forcades
10 d’abril 2013

martes, 9 de abril de 2013

HISTORIA DE UNA ABERRACIÓN (EL DRAMA DE LAS HIPOTECAS). Joan Coscubiela Diputado de Iniciativa per Catalunya en el Congreso

Si, lo han adivinado. Me refiero al drama social y humano de las hipotecas. Y el título me lo sugirió Fernandez Seijo, el juez de lo mercantil que planteó la cuestión prejudicial y provocó con ello la sentencia del Tribunal Europeo de Luxemburgo.

Decía el juez que la aberración consiste en que una institución jurídica que nace hace un siglo para regular cierto trafico jurídico entre propietarios y bancos se haya convertido en el principal mecanismo de acceso al derecho a la vivienda.

La aberración, añado yo, es de "tracto continuo" y además "in crescendo". La creciente financiarización de la economía y la vida han convertido la vivienda en un producto financiero refugio de altísima rentabilidad. Y los contratos hipotecarios en la materia prima de las cédulas hipotecarias, uno de los productos financieros de más rentabilidad y seguridad. Obvio, están garantizados por el patrimonio presente y futuro de las familias.

Nuestros legisladores, además, han construido un marco legal profundamente desequilibrado en beneficio del acreedor y en detrimento del deudor. Obvio, también, la prioridad del legislador era y es garantizar la estabilidad del mercado de cédulas hipotecarias.

Indefensión ante la deuda

La discriminación no solo se da entre deudor y acreedor hipotecario, se produce también en función de la tipología del deudor. Si se trata de una sociedad mercantil, el deudor tiene una segunda oportunidad, la que le ofrece la ley concursal que le permite reestructurar la deuda, con quita, mora o incluso cancelación de la deuda, a través de la dación en pago. En cambio, si el deudor es una particular, no dispone de esa segunda oportunidad. Al contrario, el proceso hipotecario lo sitúa en absoluta indefensión. Esa es la razón por la que las cédulas hipotecarias tienen como garantía y materia prima las hipotecas de los particulares y no las de sociedades mercantiles. Como ven, continua la aberración.
Por si fuera poco el comportamiento de las entidades financieras multiplica por cien la aberración. El vencimiento anticipado de toda la deuda aún cuando el impago sea de poca entidad, el calculo de intereses moratorios sobre el total de la hipoteca, no sólo sobre lo que se debe. Las tasaciones elevadas cuando se trata de conceder hipoteca y bajísimas cuando se trata de subastar el bien hipotecado.
Son tantas las aberraciones cometidas en cuatro décadas que solo se explica que hasta ahora no se haya producido una rebelión social, por el hecho de que la economía permitía a las familias soportar tanta aberración.

El PP no se entera

Lo dramático es que el PP parece no quererse enterar. Las propuestas planteadas para dar respuesta, mejor sería decir dar un capotazo a la ILP, lo confirman. No abordan el problema de fondo y además van a producir profundas desigualdades, en función de quienes puedan y quienes no acogerse a sus propuestas de mínimos.
Llegados aquí, la pregunta a hacerse es por las razones de este contumaz comportamiento. ¿Es el Gobierno y el PP especialmente insensible o patológicamente ciego? No lo descarto, pero creo que el factor determinante es otro. El PP continúa más preocupado por el impacto que los cambios legislativos puedan producir en el mercado de cédulas hipotecarias que por las familias hipotecadas.
El resultado puede ser que, una vez más, el conflicto se cierre en falso. Y que sean la movilización social y los tribunales quien se lo recuerde cada día. Por nuestra parte vamos a intentar que así sea. Y si el PP no escucha hoy, deberá hacerlo en los próximos meses.

Cambio radical

Por eso ha llegado el momento que el Gobierno se plantee en serio un cambio radical de su política, basado en dos ejes.
De una parte, cambios en nuestra legislación que permitan la reestructuración de la deuda hipotecaria, con quita, mora o dación en pago, a través de un proceso de segunda oportunidad, parecido al que ya tienen las sociedades mercantiles.
De otra, que la garantía del mercado de cédulas hipotecarias no se construya sobre las cenizas de la vida de las familias. Deberían utilizarse los recursos no movilizados del rescate bancario --autorizaron hasta 100.000 millones de euros y se han utilizado menos de 40.000-- para la compra de los créditos hipotecarios y su posterior negociación en condiciones de equilibrio. Así podría garantizase una solución justa, el desendeudamiento de las familias y con ello su "normalización" como agentes económicos, al tiempo que no se afectaría a las entidades financieras, ni al mercado de hipotecas. Ya que el rescate a los bancos se va a pagar con recursos públicos, al menos que tenga una finalidad social.
Otra cosa es que de cara al futuro se legisle para evitar que el derecho a la vivienda de los ciudadanos pueda ser la materia prima de un mercado financiero. Esta es la mayor de las aberraciones y el origen de todas las demás. SÍ hay alternativas, SÍ se puede.

"EL RAVAL" Número 228. Abril 2013

lunes, 1 de abril de 2013

"CUMPLIMOS 19 AÑOS" y "PLAN DE USOS". Editorial del mes de abril del periódico "El Raval" de abril 2013

CUMPLIMOS 19 AÑOS

Este mes hace ya 19 años que nació el periódico que hoy tiene en sus manos. Fue en abril de 1994 cuando salió a la calle el primer número y desde entonces han sido 228 meses seguidos de presencia en el Raval contando y comentando la actualidad del barrio. Nos sentimos orgullosos de esta tarea pero somos conscientes de que esta realidad ha sido posible gracias al apoyo que hemos encontrado.

Si repasan con cuidado nuestras páginas comprobarán que no hay espacios publicitarios pagados por Bancos o Caixas, ni tampoco los nombres de franquicias ni de grandes marcas comerciales. «El Raval» se ha financiado siempre gracias a las aportaciones de los pequeños comerciantes y las entidades e instituciones del barrio. Todos ellos han encontrado en esta publicación un espacio cercano al vecindario en el que, sin los grandes dispendios que otros medios imponen, poder comunicar sus ofertas y propuestas a los habitantes y visitantes del Raval. Y todos ellos han coincidido en la intención de mantener, pese a los vaivenes de la crisis, un medio de comunicación barrial, independiente de la administración y de las grandes empresas periodísticas.

Cumplimos en abril 19 años y lo celebramos. Pero sobre todo nos sentimos muy agradecidos por la ayuda recibida. A estas alturas tenemos muy claro que, si bien un pequeño equipo se encarga de elaborar cada mes las páginas que componen el periódico, es el barrio en su conjunto el que decide que sigamos saliendo a la calle. Este barrio tan menospreciado y desconocido por la mayoría de la ciudad, este barrio vivo y dinámico en el que nadie es rechazado por su color, su procedencia o su forma de ver el mundo. Este barrio del Raval del que por tomar, hemos tomado hasta el nombre. Muchas gracias a todos por vuestra ayuda. Intentaremos seguir estando a la altura.


PLAN DE USOS

Ser Regidora en Ciutat Vella no es una tarea fácil. Como hemos dicho en muchas ocasiones, este Distrito es distinto a cualquier otro de la ciudad porque, para cada barcelonés, éste es el «segundo distrito» después del que cada uno tiene por vivir donde vive. Y no es fácil tampoco porque la Regidora de este distrito enfrenta la dificultad de tener que encontrar soluciones a problemas que en muchas ocasiones exceden sus competencias. Itziar González fue un claro ejemplo de ello.

Y fue en tiempos de Itziar González precisamente, cuando se «negoció», «pactó» y «elaboró» un «Plan de Usos» que debía poner orden en este espacio de la ciudad y afrontar de forma razonable las complicaciones de unos barrios condicionados por la historia, por su ubicación en el centro de Barcelona y por su peculiar fisonomía, a la hora de dar respuesta a las exigencias tanto de una ciudad que depende en gran parte del turismo como de un vecindario residente que aspira a disfrutar de una vida digna.    

En esas tareas previas de elaboración del «Plan de Usos» tuvo la actual regidora Mercé Homs un papel relevante. El diálogo y las aportaciones de aquel momento contribuyeron a la aprobación del nuevo Plan que fue ratificado finalmente hace poco más de dos años. Pero...

Las presiones del «lobby» hotelero...o quizás las de un PP necesario para el alcalde Trías, que debe gobernar sin la comodidad de una mayoría suficiente... o quizás factores que escapan a nuestro conocimiento... el caso es que cuando ni siquiera se ha probado la eficacia de aquel Plan de Usos tan laboriosamente preparado, parece que será cambiado. O como se ha dicho de una manera muy propia de los nuevos tiempos: «No se cambiará sino que se le harán algunas modificaciones y aportes».

Y ahí encontramos a la Regidora Homs, de cuya valía nunca hemos dudado, poniendo la cara, dando explicaciones y defendiendo la modificación de un Plan que ayudó a elaborar cuando estaba en la oposición. Y ahí encontramos a vecinos y trabajadores del barrio asistiendo perplejos y defraudados a las maniobras políticas que, una vez más, utilizan a Ciutat Vella como munición de intereses políticos y financieros que le son ajenos... Mientras otros problemas más reales, más cercanos y más urgentes, esperan una respuesta que no llega.