Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

lunes, 27 de enero de 2014

L'ALTRA HISTÒRIA DE L'ASSESIN DEL BORN per Mireia Escobar. Mireia Escobar és coordinadora pedagògica del projecte Ta-Aixira de l’Espai d’Inclusió i Formació del Casc Antic (EICA)



Aquests dies, s’està creant molta alarma social al voltant del boig del Born, un criminal perillós que va deixar en suspens el veïnat i la policia des que, el dimarts 7 de gener, va ferir un home i en va matar un altre en un carrer del cèntric barri de Barcelona. Aquest jove va arribar essent un nen, sol, segurament amagat als baixos d’un camió i a la recerca d’oportunitats, com molts altres menors, els anomenats menors migrants no acompanyats. D’acord amb la legislació que empara tots els menors, siguin de l’origen que siguin, el noi va ser tutelat per l’administració i acollit en un centre de protecció. Segons fonts internes, el jove mantenia una bona actitud, s’implicava en els estudis de formació ocupacional que cursava al Raval i progressava ràpidament pel que fa al castellà. Llavors, què li va passar pel cap per arribar a convertir-se en un monstre que ataca i mata persones sense motiu aparent?

Després d’assolir la majoria d’edat i, per tant, abandonar els centres on són emparats, els joves tutelats –estrangers i espanyols– es troben en una situació d’especial vulnerabilitat. Sense el suport de les seves famílies, es veuen obligats a fer front a l’autonomia amb divuit anys acabats de fer; en aquest sentit, cal recordar que, segons l’Institut de la Joventut (2012), l’edat mitjana d’emancipació a Espanya cada vegada s’acosta més als 30 anys. En el cas dels joves migrants, als problemes relacionats amb la regularització, s’hi afegeix l’absència de la família, la manca d’una xarxa social prou sòlida, les barreres lingüístiques i l’escassa formació per accedir al món laboral. Afrontar l’autonomia en aquestes circumstàncies és pràcticament impossible, si no és que ets l’afortunat que rep suport de l’administració després de la majoria d’edat. Però aquest jove, com molts altres, feia deu mesos que era al carrer, sobrevivint dia a dia a base d’estirades i evadint-se de la seva nova realitat esnifant cola. Així, no va poder continuar la formació ni res del que, en el seu dia, s’havia proposat; va ser abocat a una espiral de degradació que, finalment, l’ha dut a la presó, on pagarà la mort d’una persona innocent. Els testimonis diuen que parlava sol, exaltat, nerviós, desencaixat, fins que, de matinada, el van detenir. Sorprèn, aquesta història, si tenim en compte que, tres setmanes abans de l’incident, durant la presentació d’un documental sobre trajectòries de joves extutelats, alguns responsables de l’atenció a aquest col·lectiu van declarar davant els espectadors l’èxit de les polítiques dutes a terme en l’acompanyament dels joves en el seu trànsit a la vida adulta. De fet, alguns mitjans, els mateixos que criminalitzen el col·lectiu a cop mediàtic, ja s’han encarregat de publicitar aquest suposat èxit utilitzant els testimonis d’alguns joves que, prèviament seleccionats, ens han explicat les seves històries.
 
Des del projecte Ta-Aixira de l’Espai d’Inclusió i Formació del Casc Antic (EICA), que compta amb més de deu anys d’experiència en l’acollida d’aquest col·lectiu, asseguren que es continuen detectant casos greus de risc social un cop assolida la majoria d’edat. Aquesta situació, augmentada i cronificada arran de la crisi econòmica, va impulsar l’entitat a presentar un manifest davant el Síndic de Greuges, l’any 2012, per denunciar la vulnerabilitat d’aquests joves. En definitiva, tenim cura dels nens desemparats per abandonar-los quan fan divuit anys i convertir-los en carn de canó. Fins que un noi drogat fins al capdamunt acaba matant. Però, és clar, “és el que vénen a fer”, “a robar i assassinar”. No s’equivoquin, senyors, nosaltres els vam convertir en nens del carrer, abans no ho havien estat mai. I com més s’omplin les presons de joves que havien estat menors protegits, més ens hauríem d’adonar del fracàs dels nostres sistemes de protecció.

lunes, 20 de enero de 2014

CUESTIÓN DE FAMILIA. Columna de la psicóloga María José Hernando en el periódico "El Raval" de enero 2014

Todos conocemos la expresión «no ofende quien quiere sino quien puede». Se refiere al hecho de que son las personas que más nos importan las que más daño pueden hacernos.

Por mi experiencia de muchos años trabajando con personas que vienen en busca de ayuda profesional, puedo decir que la familia es una fuente habituial de conflicto psicológico. Problemas con la pareja, problemas con los hijos, problemas con los padres, problemas entre hermanos, problemas con familiares políticos...

¿Por qué se produce este fenómeno? ¿Por qué la familia, que  en principio es el ámbito de relación que ha de «envolvernos» en un ámbito protector se convierte tan frecuentemente en fuente de conflictos?.

Hay varios motivos. El primero de ellos es la conexión emotiva que existe entre cada persona y su familia. En la familia se establecen relaciones emocionales fuertes y, por tanto, cualquier conflicto que surge tiene un componente emocional igualmente fuerte.

El segundo es la cercanía y fecuencia de las relaciones familiares. Nos relacionamos con la familia a diario (en la mayoría de los casos) y lo hacemos en muchos frentes cotidianos. Cada una de esas circunstancias cotidianas puede convertirse en una fuente de conflicto y la permanencia en el tiempo de relaciones que en general son «para toda la vida» hace que esos pequeños conflictos puedan agrandarse por la misma perspectiva de futuro que implican.

Pero en mi opinión el factor más importante es que que tiene que ver con las espectativas. Tanto con la pareja, como con los hijos, los padres o los hermanos, tenemos siempre la espectativa de que esas personas serán personas «amigas», personas que nos acompañarán en la vida muchos años dándonos amor, protección, comprensión, etc. Por eso, cuando las cosas se tuercen, cuando aparecen los problemas, no solo se produce un conflicto interpersonal como el que se puede producir con otra persona cualquiera, se produce también un «rompimiento» o una «amenaza de rompimiento» de ese ámbito protector y amable que esperamos que nuestra familia sea. Y eso nos crea un conflicto que afecta directamente a nuestra ubicación en el mundo social, a nuestra forma de vernos y a nuestra forma de sentirnos.

Las fiestas del final del año son fechas propicias tanto para reforzar los vínculos familiares como para que surjan conflictos. Saber «lidiar» con estos temas no es cosa fácil. Si la familia se convierte en fuente de conflictos personales la vida se hace más difícil de lo que ya es y toda nuestra estructura psicológica puede resentirse. 

Mª José Hernando. Psicóloga
Visitas concertadas llamando al 627 908 300

viernes, 10 de enero de 2014

¿EL AÑO QUE NO NOS CONSULTARON?


Se debate si finalmente en noviembre de 2014 habrá una consulta sobre el futuro de Catalunya. Van a ser muchos meses de especulación, debates y tensiones distintas. Las preguntas están listas pero no está listo el escenario legal y parece que no será fácil de construir. En cualquier caso, solo hay dos posibles soluciones a la cuestión: 1.- Se nos preguntará si queremos ser un estado y si queremos que además sea independiente.  2.- No se nos preguntará.

Lo que es seguro es que nadie se plantea preguntarnos nada más. Y a nosotros, que creemos que el pueblo debe tener (que no tiene) el derecho a decidir, nos gustaría que nos preguntaran. Pero no solo sobre el estado de Catalunya, que también. Nos gustaría que nos preguntaran sobre la reforma laboral, sobre la privatización de la enseñanza, sobre la privatización de la sanidad, sobre la ley del aborto... que nos preguntaran no solo qué status queremos para Catalunya sino qué modelo de Catalunya queremos.

Nunca hasta hoy ha sido posible técnicamente consultar tantas cosas al pueblo. Pero parece que nuestros gobernantes no están por la labor. El pueblo es peligroso para ellos. Es mucho más fácil pactar entre élites que arriesgarse a pedir opinión al pueblo. Al pueblo se le consulta cuando ya se sabe la respuesta y para eso se cuida la pregunta. Pero preguntar otras cosas... ummm ¡es peligroso!.
¿Nos consultarán este 2014? Puede ser. Pero seguro que no nos consultarán todo lo que nos gustaría que nos consultasen. Todo para el pueblo pero sin el pueblo... no sea que lo estropee.
SOLIDARIDAD DIGNA
Desde que empezó la crisis económica se han multiplicado las iniciativas solidarias. Personas y entidades diversas se han decidido a aportar su grano de arena en la ayuda a quienes más sufren las consecuencias de la crisis. Hasta tal punto se ha incrementado esta oferta que se puede hablar de un verdadero «mercado de la pobreza» en el que entidades de diferente tamaño se disputan las migajas de las subvenciones y compiten por los donativos particulares generando imaginativas y muchas veces ridículas iniciativas. Pintxos solidarios, peinados solidarios, y cualquier otra cosa asociada al término solidario sirve para recaudar fondos. Al final de todo ello suele haber un grupo de voluntarios repartiendo alimentos a personas que deben hacer colas en la calle, lotes de productos que nadie diseña a medida de las necesidades de quienes los recogen sino en base a las disponibilidades de quienes los reparten, y locales mal dotados en los que se come pero no se puede descansar, ni ducharse, ni cubrir ninguna de las necesidades asociadas a la pobreza de quienes se ven «atendidos». Es el reino del voluntarismo en el que el principio de que «a quien hace lo que puede no se le puede pedir más» rige las normas de funcionamiento.

Pero vivimos en una sociedad civilizada, al menos organizada, en la que estas situaciones no se deberían producir. La dignidad de las personas no reside en el tamaño de sus cuentas corrientes. La pobreza no es una categoría del «ser» sino un «estado», que debería ser transitorio. Las personas no «son pobres» sino que «están pobres» y cuanto antes dejen de estarlo mejor. Por eso es inadmisible la caridad humillante de quienes reparten comidas sin preocuparse de hacerlo de una forma digna para quienes la reciben y, de la misma forma que se denuncia la privatización de la sanidad, se debe criticar la «privatización de la solidaridad». En tiempos de crisis, la solidaridad debería ser la principal prioridad en la distribución de presupuestos públicos y ya se atenderán obras y otros proyectos cuando las necesidades básicas de la población estén cubiertas.

Dicho todo esto queremos saludar la iniciativa municipal de poner en marcha una «tarjeta solidaria» con criterios mucho más plausibles que los aplicados hasta ahora por las iniciativas privadas. La nueva tarjeta será puesta a disposición de los beneficiarios a través de los sevicios sociales. Serán éstos quienes fijen la cuantía mensual y con esa tarjeta se podrá comprar en cualquier comercio de alimentación siendo cargado el importe a las arcas públicas. De esta forma, las personas que atraviesan por dificultades podrán acceder a productos básicos sin el humillante trámite de las colas, ni el bienintencionado pero insuficiente sistema de los lotes. Por fin, los sevicios sociales encuentran una manera digna de dar una respuesta solidaria a quienes padecen el rigor del estado de pobreza. Esperamos que la iniciativa cuaje y se consolide y que, poco a poco, todos esos humillantes procedimientos solidarios desaparezcan. Amén.

"El Raval" enero 2014. Número 237