Periódico "El Raval"

Cada mes sale a la calle el periódico "El Raval" con información de lo que puede interesar a quienes viven y trabajan en el barrio del Raval. Para ver el periódico "El Raval" cómodamente, clica sobre el ejemplar que ves abajo. Se ampliará a toda la pantalla. Podrás pasar las páginas y en la parte superior podrás ver los controles para ampliar, arrastrar, etc.
Además del periódico, en este blog encontrarás algunos contenidos que quizás puedan interesarte también.

sábado, 7 de marzo de 2015

"Palo y Zanahoría". Editorial del mes de Marzo-15 en el periódico "El Raval"

Todo dirigente político que llega al poder tiene claro cómo ha de ordenar su mandato: primero las medidas más impopulares que se proponga y, en el último tramo, las medidas más populares y de maquillaje pre-electoral. Quienes hayan seguido el debate sobre el estado de la nación, habrán constatado que el gobierno del PP ya ha empezado la campaña electoral, aunque falten diez meses para la campaña oficial. Y lo mismo cabe decir de todos los demás gobiernos (los autonómicos y los municipales) cuyos exámenes en las urnas son todavía más cercanos.

Tras una reforma laboral que ha acabado completamente con todos los logros de los trabajadores, tras unos recortes salvajes en los servicios y libertades, con matices tan escandalosos como los referidos a las personas dependientes, tras una ley de educación rechazada por todos los sectores implicados, tras una ley de tasas que ha limitado el acceso a la justicia de buena parte de los ciudadanos, tras la venta de empresas públicas rentables al capital privado y el rescate financiero selectivo (solo a bancos), tras una política de recorte de las libertades ciudadanas abanderada por la antidemocrática «ley mordaza»... ahora van a tratar de convencernos de que «España va bien» y, como quiso transmitir Mariano Rajoy en el Congreso, cualquier otra posibilidad de gobierno nos llevaría al desastre. Por supuesto, de la corrupción, no se habla. 

No es muy distinto el planteamiento en Catalunya. Aunque aquí la estrategia suele venir envuelta en la senyera. Las políticas de CiU han sido tan neoliberales como las del gobierno central y el resultado en forma de empobrecimiento de la población (junto al enriquecimiento de las clases más altas) ha sido del mismo nivel que en todo el resto del estado. Los mismos recortes o más, las mismas privatizaciones, incluídas las referentes a la sanidad, la misma corrupción, encabezada por el ex-president Pujol y familia pero con abundantes ramificaciones comarcales y locales... Eso sí, aquí la culpa es de Madrid y «el Govern de CiU ha hecho lo único sensato que se podía hacer». Por supuesto, la corrupción queda en el cajón de los «pequeños asuntos puntuales» sin un papel en lo verdaderamente importante que es el llamado «procés». 

Y a nivel municipal más de lo mismo. El alcalde Trías ha encabezado una política municipal en la que la ciudad es tratada como una mercancía con la que algunos sectores han podio hacer negocios multimillonarios mientras que la mayoría de la población forma parte de un decorado que apenas llega a molestar. Quienes vivieron la audiencia extraordinaria dedicada al turismo pudieron tener una muestra de lo que decimos (quienes no la vivieron pueden leer la página 16 de este mismo ejemplar).

En definitiva, nuestros dirigentes van a intentar hacer que ustedes se olviden de lo que han tenido que tragar procurando hacerles llegar una zanhoria dulce que les genere un más dulce sabor de boca. Oirán medidas y promesas edulcoradas (la mayoría con una letra pequeña mucho menos visible) asistirán a inauguraciones sin fin y, finalmente, tratarán de convencerles de que lo hecho era imprescindible, de que no hay otra política razonable y de que lo mejor, o lo menos malo, es volver a confiar en ellos, que son honrados, cuatro años más. Aunque visto lo visto, en cuatro años más...

Aspiraciones, espectativas y otras manifestaciones del deseo . María José Hernado en la columna de psicología del periódico "El Raval" de Marzo 2015

Hablábamos el mes pasado en esta misma columna de cómo nuestro psiquismo elabora todo tipo de imágenes. Hoy permitan que especifiquemos un poco más y tratemos el tema de nuestras imágenes personales de futuro.

Todo el mundo elabora imágenes de futuro personal. Las llamamos planes, o aspiraciones, o espectativas, o... en función de distintos matices. Pero todas las elaboramos de la manera que comentábamos el mes pasado: combinando imágenes que hemos recibido de nuestro medio social a través de la vida cotidiana real o de las diferentes pantallas con las que nos «suministramos» imágenes de todo tipo. 

Este es el motivo por el que las aspiraciones personales tienen un marcado componente social. El indio amazónico tiene sus aspiraciones, lo mismo que un habitante del centro de París o un campesino chino. Pero seguro que esas aspiraciones personales, están marcadas por su medio social. Por eso difícilmente serán aspiraciones similares ¿Para qué iba a querer un coche de lujo un habitante de la selva amazónica? Pues para lo mismo que querría una buena cerbatana un vecino de París, para nada. Y lo mismo podemos decir de las aspiraciones de dos personas que habiten el mismo lugar pero en épocas diferentes. ¿O creen ustedes que las imágenes de un futuro mejor iban a ser iguales en la época de Astérix, en la de Maria Antonieta o en la actual?

Formamos nuestras imágenes mentales en un lugar y en un tiempo concretos. Las formamos en una sociedad determinada que «nos hace desear» determinadas cosas y que nos hace pensar que ciertas cosas y ciertas situaciones nos ayudarán a ser felices. Y en función de ello elaboramos nuestros planes, configuramos nuestras aspiraciones, soñamos nuestros sueños.

No hay nada malo en ello. Ni tampoco bueno. Como no hay nada bueno ni nada malo en que el sol salga por el este y se oculte por el oeste. Pero de la misma manera que es mejor saber por dónde sale el sol, también es mejor saber como funciona nuestro psiquismo si queremos orientarmos en nuestro caminar por la vida.

Y sabiendo esto, podemos, por ejemplo, liberarnos de algunas imágenes que no nos ayudan en absoluto. Porque muchas de las cosas que nos hacen padecer tienen que ver con imágenes de futuro mal configuradas o quizás mal adaptadas a nuestra situación y/o características personales. Porque, seamos claros, no todo el mundo es igual y no todo el mundo tiene porqué aspirar a las mismas cosas o avanzar por el mismo sendero para alcanzar sus objetivos de paz interior y felicidad.

Eso sí, a veces no es nada fácil separar el grano de la paja. Los cantos de sirena suelen ser hermosos, pero si te descuidas, te llevan a estrellarte contra las rocas.

"El Raval" Marzo 2015. Número 251